Hoy vamos a hablar sobre scooters, pero no de las motos convencionales, sino sobre las que las personas con movilidad reducida pueden utilizar para sus desplazamientos.

Las scooter están recomendadas para personas que han perdido la movilidad, por una enfermedad, accidente, por la edad u obesidad.

Este vehículo puede utilizarse para desplazamientos relativamente largos, puede circular por las aceras e ir en transporte público.

 

Tipos de scooters

Existen diferentes tipos de scooter en función de las necesidades del usuario, pero aquí vamos a distinguir entre las plegables y las no plegables.

 

En la primera imagen podemos ver una scooter de las que son fijas, es decir, que para transportarlas únicamente podemos quitar el asiento .

Lo que nos ofrece este tipo de scooter es la comodidad de un asiento tipo capitán, la altura a la hora de subir bordillos o pendientes, también la opción de tener más accesorios, como los retrovisores, la cesta porta objetos etc…

Por otra parte, estas scooters son más pesadas, ya que casi todas llevan baterías de gel, este tipo de baterías hay que hacer un buen uso de ellas a la hora de realizar las cargas, para que su vida útil se prolongue y  nos dure unos dos años.

En la segunda imagen, vemos un tipo de scooter plegable, mucho más ligera y transportable. Las ventajas de este tipo de scooters son, el tamaño más reducido sin perder potencia para poder transportarla en nuestros viajes y desplazamientos cotidianos.

Existen dos tipos, las de plegado manual y las que se pliegan de manera eléctrica con un mando a distancia.

En el sigueinete enlace podemos ver como se pliegan este tipo de scooters.

Estas scooters plegables, llevan baterías de litio lo que significa una reducción del peso sobre las baterías de gel y un aumento de la duración, ya que las baterías de litio, si hacemos un buen uso de ellas nos pueden durar entre 7 y 10 años.

 

 

Existe otro tipo de scooter, que sería algo intermedio entre las «fijas» y las plegables, son las desmontables.

Estas scooters nos permiten desmontarlas en momentos puntuales, como podemos ver en las fotos, se quita el asiento, el cajetín de las baterias y se divide en dos la estructura de la base, quedando por un lado el motor y por otro el manillar.

Suelen ser de dimensiones más reducidas que las «fijas» pero un  poco más grandes que las plegables.

Scooters aparte

 

Existen algunos modelos de scooter que queremos destacar por lo curioso o diferente.

En la primera foto, vemos una scooter de 3 ruedas, es decir, tiene dos ruedas detrás y una delante.

Esto permite que pase por sitios más estrechos, pero también la hace bastante más inestable en los giros. Existe tanto fija como plegable.

La segunda imagen es una scooter doble, a pueden usar dos personas a la vez, algunos modelos llevan un asiento delante del otro y en otros modelos van los dos asientos en paralelo. Por supuesto son scooter no plegables y difíciles de transportar.

En la última foto, tenemos una scooter para personas con dificultades de movilidad pero con una estética más parecida a las motos convencionales.

 Cuéntanos cuáles son tus necesidades, de espacio, tamaño y presupuesto y nostros te ayudaremos a encontrar la scooter más adecuada para ti.

Compartir esto

Este sitio web usa cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua la navegación, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar